Retrospectiva XXL en tiempo XXS en el primer Agile & DevOps Day de GFT

Hace un poco más de un año en la CAS 2015, cenando con el equipo de GFT se nos ocurrió que para el 2016 teníamos que hacer un evento similar internamente… hoy ese evento ya es realidad, lo hicimos y fue todo un éxito.

Apenas empezamos a pensar en cómo sería el evento tuvimos claro que al final haríamos una retrospectiva y fui el elegido para facilitarla.

Así que me puse a leer un poco de cómo hacer una retro grande, leí varios posts y obviamente llegué a los de Thomas Wallet donde explica varias experiencias de retros XXL. Después supe que Thomas iba a venir a España e iba a dar un taller de Retrospectivas XXL en la CAS, así que ese fue el primer slot de la conferencia que tuve claro que iba a ir. ¡Qué mejor que hacer el taller y poner en práctica lo aprendido solo tres semanas después!

Resumen de las actividades

¡Estas son todas las actividades que hicimos en unos 40 minutos con 70 personas! Sigue leyendo

Anuncios

Agile y los sistemas complejos

La principal base “teorica” sobre la que Agile funciona está en entender al desarrollo de un producto como un sistema complejo y en cómo gestionar dicha complejidad.

Para un trabajo de un máster estuve re-leyendo un poco sobre el tema y se me ocurrió aprovecharlo para compartir un mini resumen de algunos de los principios más importantes para gestionar la complejidad y como se aplican en el desarrollo ágil de un producto.

Método empírico vs predictivo: en un sistema complejo es muy difícil (o casi imposible) poder predecir lo que sucederá, por lo que la mejor forma de controlar el sistema es aprendiendo de las acciones tomadas. El framework Cynefin es un modelo que describe cómo actuar y tomar decisiones dependiendo de la complejidad de las situaciones. Y para las situaciones complejas propone encontrar soluciones emergentes basadas en la prueba y aprendizaje empírico. Sigue leyendo

Mi primera CAS como ponente

 

 

Este año la CAS para mí tuvo un sabor especial ya que fue la primera que asistí como ponente a una conferencia. Y la verdad me gustó mucho, así que creo que me voy a animar más seguido!

Antes de la conferencia no me había parado a pensar qué diferencias podía haber en participar como ponente, pero la verdad es que se vive un poco distinta. Quieras o no pasas a ser un actor más activo dentro de la conferencia. La gente te pregunta cuando es tu charla, se interesan por saber de qué va a ser y gracias a eso se abren charlas interesantes que quizás no hubieran sucedido si hubiese ido como asistente. También hay un factor nervios o tensión que está ahí presente y va apareciendo y desapareciendo hasta que se expresa al máximo en el momento previo a la charla y disminuye (o por lo menos en mi caso) con la ejecución del taller o charla donde dejas todo (o por lo menos así creo que lo hicimos con @silviacalvet 🙂 ). Al terminar viene la liberación total y la satisfacción (y más si recibís un feedback tan bueno de los asistentes como fue en nuestro caso!). A partir de ese momento para mí la conferencia tomó un tono distinto, quizás más relajado, con la satisfacción del trabajo bien hecho y las ganas de seguir disfrutando. Sigue leyendo