Mi primera CAS como ponente

 

 

Este año la CAS para mí tuvo un sabor especial ya que fue la primera que asistí como ponente a una conferencia. Y la verdad me gustó mucho, así que creo que me voy a animar más seguido!

Antes de la conferencia no me había parado a pensar qué diferencias podía haber en participar como ponente, pero la verdad es que se vive un poco distinta. Quieras o no pasas a ser un actor más activo dentro de la conferencia. La gente te pregunta cuando es tu charla, se interesan por saber de qué va a ser y gracias a eso se abren charlas interesantes que quizás no hubieran sucedido si hubiese ido como asistente. También hay un factor nervios o tensión que está ahí presente y va apareciendo y desapareciendo hasta que se expresa al máximo en el momento previo a la charla y disminuye (o por lo menos en mi caso) con la ejecución del taller o charla donde dejas todo (o por lo menos así creo que lo hicimos con @silviacalvet 🙂 ). Al terminar viene la liberación total y la satisfacción (y más si recibís un feedback tan bueno de los asistentes como fue en nuestro caso!). A partir de ese momento para mí la conferencia tomó un tono distinto, quizás más relajado, con la satisfacción del trabajo bien hecho y las ganas de seguir disfrutando. Sigue leyendo

Anuncios